HOMENAJE A MIS ANTEPASADOS

martes, 13 de abril de 2010

El Alferez Real


Don Alonso López de Restrepo, el principal fundador de la estirpe de los Restrepo es visto usualmente como un apacible aldeano que  dejó su pequeño solar en Catropol, Asturias, para venir a América donde fue uno de los fundadores de Medellín en el sitio de Aná donde estableció un solar en el que se dedicó a cultivar la tierra y a criar su extensa familia, pero la historia es otra.

A  los 18 años Alonso dejó su casa natal en el apacible poblado de Restrepo y se fue a vivir en San Lucar de Barramedo a casa de un tío, pero su intención no era quedarse allí, sino buscar fortuna, para ello decidió embarcarse en uno de los tantos galeones de las flotas que servían a su majestad el Rey de España, durante mas de dos años estuvo en el Caribe como marinero al servicio de la Corona, visitó La Habana y Mexico, de donde trasportaron tesoros de gran valor a España.

En sus viajes al nuevo continente su barco debió enfrentar en por lo menos dos oportunidades al pirata holandés Piedepalo. A su regreso a España fue enviado a pelear con los franceses en el Mediterráneo y después de una ascendiente carrera que lo llevo a conquistar el grado de Alferez decidió embarcarse a América con su primo Marcos, compañero de aventuras buscando  fortuna,   posiblemente había oído hablar de las minas de oro de Antioquia en Colombia, así navegando por el Magdalena llegó a la tierra prometida.

En Antioquia no consiguió oro, pero si pudo desposar a quien fue la mader de sus hijos doña Josefa Guerra Pelaéz, hija de un prestante Sargento al servicio de la corona y de una descendiente de Pedro Martín Davila, uno de los más adinerados mestizos de Antioquia quien había dejado una cuantiosa fortuna a la familia.Marcos por su parte desposó años mas tarde a la hermana de Josefa Guerra.

No se tiene certeza de la fecha en que los López de Restrepo fueron a vivir al Valle de Aburrá en donde fundaron LA Villa de la Candelaria que posteriormente se convirtió en Medellín, lo que si se sabe es que movieron influencias para convertir el poblado en Villa, pues hubo mucha oposición de los terratenietes de la provincia de Antioquia.

Don Alonso fue nombrado Alférez Real de la Villa de la Candelaria, cargo equivalente al de alcalde y que ocupó hasta su muerte. A don Alonso se le atribuye entre otras cosas la construcción del primer acueducto de la Villa de la Candelaria. Sus hijos fueron bautizados con el apellido Restrepo, al igualque los de su primo, dejando así atrás el López de Restrepo que trajeron desde Asturias.